La carne de Rodin

[Rodin] Era un trabajador cuyo único deseo era penetrar con todas sus fuerzas en la humilde y complicada importancia de sus herramientas. Reside ahí una cierta renuncia a la Vida, pero justo en esa renuncia reside su triunfo, pues la Vida entró en sus obras.

Estas son las palabras con las que Rilke concluyó el monográfico sobre Rodin que escribió en 1919. La relación entre estos dos artistas comenzó cuando Rilke se trasladó a París para aprender del maestro su noción de belleza. Se le había encargado un texto para una revista y no dudó en trasladarse a la capital francesa para conocer de cerca al que, dicen, supondría la mayor influencia en la poesía del genio alemán. El consejo que recibió de este fue:«Hace falta trabajar, nada más que trabajar. Y tener paciencia». Las conversaciones entre estos dos escultores, de poemas o piedras, resultaron muy fructíferas para el joven escritor durante los escasos meses que pudo soportar al viejo cascarrabias. De ellas extrajo la convicción de que solo se podía alcanzar el ideal deseado por medio del trabajo. Y se puso manos a la obra. Sacrificó todo lo demás. Como afirmó en una de sus cartas a Clara, su esposa: «uno debe elegir entre esto y lo otro. O felicidad o arte.»

1
Auguste Rodin, Fugit Amor, hacia 1885. Mármol, 51 x 72 x 38 cm. MuséeRodin, París.

Los consejos que el joven aprendiz absorbió venían de alguien que dedicó su vida a la creación. Rodin no vivía más que para el arte. Todas sus experiencias vitales están comprendidas en sus obras. Se dejó la piel en el proceso, podríamos decir. Su trabajo le consumó como la vida consuma a cualquier ser humano, su vida era la escultura y a ella le transfirió su vida. Por eso el título de la exposición del MuséeRodin en París es Rodin: la chair, le marbre (Rodin: la carne, el mármol), porque el mármol en las esculturas de Rodin alcanza la cualidad humana que el artista decidió compartir con ellas.

http://www.dailymotion.com/video/xrqts0_rodin-la-chair-le-marbre_creation#.UYxTx0otGkw

Inicialmente prevista hasta el 31 de Marzo, esta exposición ha alargado sus fechas hasta el 1 de septiembre, así que no pierdas la oportunidad de acercarte a la cuidad de las luces y observar de cerca el realismo de las obras del mejor escultor del siglo XX. En Parkstoneponemos a tu disposición tanto con los textos de Rilkecomo las obras de Rodin en tres diferentes formatos Great Master (en español), Best of(en inglés) y Mega Square (en inglés).